En verano, hidratación y diversión

Es bien sabido que el agua es vital para nuestro organismo y conforma el 70%, aproximadamente, de nuestro cuerpo. Por ello hay que tener un especial cuidado con los niños ya que es vitas que se mantengan hidratados. Sobre todo en verano, debido al calor se pierden líquidos más fácilmente, lo cual puede acabar provocando irritabilidad, cansancio, distracción y apatía. Además, es muy común que los más peques se olviden de beber agua mientras juegan y se divierten. 

 

Hay alternativas más efectivas que ir detrás de ellos continuamente con un vaso de agua en la mano. La clave está en la diversión. Debemos hacer de la hidratación un momento entretenido en el que los niños disfruten. Os dejamos algunos trucos:

 

  • Cóctel para peques. Si hay algo que a ellos les llama la atención son los colores. Y una bebida llamativa que se asemeje a un cóctel de adultos es una idea fantástica. Podemos colocar sombrillitas, rodajas de limón o naranja al filo del vaso, congelar fresas u otras frutas y añadirlas a modo de cubito de hielo, pajitas de formas y colores atractivos, etc. 
  • Helados caseros. Exquisitos y refrescantes. A base de zumo de frutas y agua. Recuerda que si esta es osmotizada mejor que mejor, ya que será aún más saludable. Estos helados de hielo les encantarán y además los podemos usar a modo de premio. Los estarán esperando con muchas ganas. Disfrutarán y se hidratarán al mismo tiempo. 
  • Bebidas multicolor. Un jugo de colores llamativo y cargado de vitaminas. Podemos escoger las frutas que queramos, las licuamos por separado y de esta manera al verterlas en el vaso no se mezclarán. Obtendremos un divertido batido de franjas de colores.
  • Sus personajes favoritos. Todos tienen sus dibujos animados favoritos y podemos hacer que estos formen parte de la hidratación de los pequeños. Al servirles las bebidas en vasos con dibujos o pegatinas harán que lo disfruten aún más. 

 

Algo importante a tener en cuenta es que estos trucos son todavía más efectivos cuando hacemos partícipe al niño del proceso de elaboración. Aprenderán y se divertirán. Y les hará mucha más ilusión tomar sus refrescantes y saludables bebidas.