¿Influye la tecnología de descalcificación en el éxito del negocio?

SECTOR RESTAURACIÓN

La industria de la hostelería y la restauración, tan cambiante y exigente a la par, requiere cada vez más de un modelo de gestión empresarial innovador que se desmarque de la competencia siendo lo más eficaz y eficiente posible. De ahí que el éxito de muchos restaurantes sea ofrecer al cliente un valor añadido en el servicio, más allá de la comida en sí, como por ejemplo en la ambientación del local, en la decoración o en la atención al cliente que acompaña a cada plato. Sin duda, si existe un factor que influye sobre los clientes a la hora de escoger un local u otro ese es la calidad del servicio. La presentación es más importante de lo que nos creemos y si no, recuerda la sensación que has tenido alguna vez cuando te has sentado en una mesa y has encontrado la cubertería descuidada, vasos con manchas y poco relucientes, cubiertos sucios o servilletas ásperas... Mejorable, ¿verdad?

 

La importancia de un agua adecuada en el negocio

Hablamos de esto porque en el sector de la restauración se trabaja diariamente con grandes cantidades de agua que influyen en la preparación de alimentos, en el proceso de lavandería y en la limpieza de superficies, vajilla e instalaciones en general. Dada la importancia que tiene el agua sobre el negocio, es imprescindible prestarle la atención que requiere. Del mismo modo que trabajar con herramientas inapropiadas repercute en el resultado del plato, trabajar con un agua inadecuada puede repercutir negativamente sobre el negocio en gastos de reparación de electrodomésticos y en una deficiente atención al cliente. Te explicamos porqué.

  

Por si aún no lo habías tenido en cuenta, debes saber que el agua con un alto nivel de dureza, es decir, que contiene mucha cal, provoca fácilmente la incrustación de bloques sólidos en los conductos y la corrosión en las instalaciones del restaurante que puede desencadenar en la obstrucción total de las instalaciones afectando directamente a griferías, cafeteras, lavavajillas... La dureza del agua también apaga el brillo de superficies y vajilla en general lo que resta calidad en la presentación del servicio.

Descalcificador, cero manchas en las griferías y vajilla

La solución a esto es, sin duda, la prevención. La preveción a los daños ocasionados por la cal. Y te preguntarás... ¿y si no hubiera exceso de cal? ¿Es posible erradicar la cal en mi negocio? La respuesta es sí. Muchos establecimientos ya han optado por la instalación de un descalcificador semi-industrial que está diseñado para tratar el agua de entrada del local rebajando así el nivel de dureza en todo el bar o restaurante.

 

Gracias a este equipo de descalcificación pasamos de tener un agua dura a tener un agua blanda, consiguiendo un efecto positivo sobre el rendimiento de los electrodomésticos e instalaciones, mayor brillo en la vajilla y cero manchas en las griferías ocasionadas por la cal. Con la instalación de un descalcificador también se consigue ahorrar en reparaciones y en la compra de productos de limpieza. Si no sabes cuál es el nivel de dureza de tu zona, Grupo Corsa puede hacer un test del agua gratuito y asesorarte sobre qué equipos se adecuan más a tus necesidades.

Una técnica para aumentar las ventas

En resumen, si estás al frente de un bar, una cafetería o un restaurante debes tener en cuenta que la instalación de un descalcificador puede convertise en tu próximo aliado por el retorno y los beneficios que se obtienen. Apostar por el tratamiento del agua en el sector de la restauración es una opción acertada, y más si eres de los que te gusta tener a punto cualquier detalle. Es una estrategia comercial innovadora que te permite mejorar la calidad del servicio, atraer más clientes al negocio y por tanto aumentar las ventas.

Comparte este post en las redes:

Escribir comentario

Comentarios: 0