Nuevas reglas para proteger arroyos y humedales en Estados Unidos

“Para que el agua en los ríos y lagos en nuestras comunidades que fluyen hacia nuestra agua potable esté limpia, los arroyos y humedales que la alimentan tienen que estar limpios también”, declaró la administradora de la EPA, la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU., Gina McCarthy. En un paso histórico sobre la protección del agua limpia, la EPA y el Ejército de EE.UU. finalizaron la Norma de Agua Limpia para proteger de la contaminación y la degradación a los arroyos y humedales que forman el fundamento de los recursos hídricos de la nación.

 

Cerca de 117 millones de personas en Estados Unidos—una de cada tres—obtienen agua potable de arroyos que carecían de una protección clara antes de la Norma de Agua Limpia. La preciada manera de vida en los Estados Unidos depende del agua limpia ya que los ecosistemas saludables proveen un hábitat para la vida silvestre, así como lugares para la pesca, la natación y otros deportes acuáticos. El agua limpia y fiable es un motor económico, inclusive para la manufactura, la agricultura, el turismo, la recreación, y la producción de energía. La salud de nuestros ríos, lagos, bahías y aguas costeras es impactada por los arroyos y humedales donde comienzan.

 

La Norma de Agua Limpia entrará en vigor a los 60 días de ser publicada en el Registro Federal.

 

Más información: http://1.usa.gov/1Gcrb0A

vía EPA, Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos

Comparte este post en las redes:

Escribir comentario

Comentarios: 0