Alzira pide a quienes tengan osmosis inversa en sus casas que pasen las revisiones

Tras la aparición de herbicidas, la alcaldesa recuerda que el filtro ha de ser de carbono, algo que no ocurre en todas las instalaciones.

Una de las dudas que ha surgido entre los vecinos de Alzira desde que se anunciara que el agua no es apta para el consumo humano es si el agua osmotizada de las viviendas se puede utilizar.
La alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, ha informado que según un informe remitido por la Conselleria de Sanidad, «aquellas personas que tengan en sus viviendas instalación de ósmosis inversa con filtro de carbono, pueden seguir bebiendo y cocinando con agua del grifo, siempre que esta instalación haya pasado las revisiones pertinentes y siempre que el filtro sea de carbono, que no es el caso de todas estas instalaciones».
Por lo que en caso de tener instalada la ósmosis se debe asegurar que uno de los filtros de la aparato sea de carbono que es el encargado de eliminar la sustancia contaminante del agua. Un filtro que los técnicos pueden añadir a los aparatos de osmosis convencionales.
Y es que debido a la mala calidad del agua de algunos pozos de Alzira, muchos vecinos ya habían instalado osmosis en sus casas como alternativa al agua embotellada.
«Quiero pedir tranquilidad a la ciudadanía, ya que hemos actuado con muchísima celeridad, incluso antes de tener las pruebas de los contraanálisis de todos los pozos que abastecen de agua a la localidad. Es un problema que nos afecta a todos y estamos trabajando desde el primer momento para solucionar el problema cuanto antes», ha señalado la alcaldesa.
Cabe recordar que el Ayuntamiento tiene previsto instalar la semana que viene estén instalados seis sistemas de ósmosis inversa en diferentes puntos de la ciudad, puestos a disposición desde el Ayuntamiento de Carcaixent. Se instalarán en diferentes puntos de la localidad, en zonas en las que se pueda aparcar con facilidad para que la gente pueda acudir sin problemas a por agua.
Otra de las medidas a adoptar es la instalación de un sistema de filtros de carbono en la entrada de la cabecera del agua de la red. Si bien, es una obra de mayor envergadura y se tardará unos meses en realizarla. Una medida que tuvo que poner en marcha el Ayuntamiento de Carcaixent hace unos meses para conseguir acabar con el problema.
La sustancia que alertado a los vecinos de Alzira es terbumetona. Se trata de una sustancia utilizada como herbicida en campos de cítricos en Valencia o en campos de viñedos, como es el caso de Francia.
Su degradación, con el paso del tiempo, hace que se transforme en Terbumetona- Desethil, que es lo que se ha localizado en la red de agua potable y en el acuífero desde donde se extrae ésta. La terbumetona dejó de comercializarse en 2003, pero su larga persistencia hace que se siga localizando en los acuíferos.

Escribir comentario

Comentarios: 0