Recortes de la Generalitat afectan a la calidad del agua

Inversiones millonarias efectuadas los últimos años para mejorar la calidad del agua (del grifo y de los ríos) están siendo infrautilizadas, debido a los altos costes de mantenimiento. Son infraestructuras desaprovechadas, total o parcialmente. La Agència Catalana de l'Aigua ha paralizado el funcionamiento de la desalinizadora de agua de mar de Blanes, que presta servicio en el Alt Maresme y la Selva marítima (Blanes, Lloret...). La razón principal de esta decisión es la necesidad de ahorrar costes en el consumo de energía. Por la misma razón, está prácticamente paralizado (funciona sólo al 5%) el sistema de depuración de las aguas residuales de la planta depuradora de El Prat que sirve para realimentar el caudal en el tramo final del Llobregat y para recuperar el acuífero profundo del delta, la gran reserva estratégica de agua del área metropolitana.

 

VIA La  Vanguardia

Escribir comentario

Comentarios: 0